RSS

¡Ah, qué ola!

19 Ago
Una ola.
                         ¡Ah que ola!
Una ola es algo para ver, para sentir, para refrescarse.
                                                                           Exacto
     Es un refrescar de la piel de los sentidos, de conciencia…
                                                             ¡ Pero CUIDADO!
Porque vaya que hay olas peligrosas, de esas olas que crecen p-o-c-o a p-o-c-o que se ven de las más refrescantes pero se transforman en las más fuertes, potentes y arrasadoras.
Nosotros… venimos de olas.

¿Una ola o un tsunami?

¿Una ola o un tsunami?

Olas pasivas que tardaron años, miles de milenios en crecer.
Olas que se alimentaron de miles y a las que sobrevivieron pocos.
Olas que pocos saben sortear.
Olas que tardaron en gestarse y tocar tierra.
Tras cada ola sacrificios grandes se llevaron acabo pero también otros saberes se generaron.
Tal parece que esta roca nos ha moldeado para lograr comprender un poco su ser.
Tal parece que somos su experimento más caótico.

Y, yo me pregunto…
                                            ¿Lo que sigue en esta Tierra es una ola o un tsunami?
                                                 ¿Quién sobrevivirá?
                                                       ¿Qué saberes quedarán?
Salvador Tenorio Pérez
Lic. en Ciencias Ambientales
¿Por qué olas? Olas de diversificación, así lo plantea el Dr. Víctor Toledo y Dr. Narciso Barrera-Bassols en «La Memoria Biocultural».
¿Quieres más información?
Contáctanos
 
4 comentarios

Publicado por en 19 agosto, 2011 en Cambio climático

 

4 Respuestas a “¡Ah, qué ola!

  1. Pauloc Carbajal-Borges

    26 agosto, 2011 at 7:05 PM

    Hola está padre el blog y sus links. Ojalá puedan poner un gadget de seguidores para estar al pendiente del Blog. Les invitamos al Blog de conservación del tapir en la sierra madre de Chiapas: http://tapirmexico.blogspot.com/p/conservacion-del-tapir-en-la-rbet.html. Espero puedan ayudar a difundir el blog. Gracias y saludos del Lab de Ecología de Comunidades y Poblaciones Tropicales

    PAULO

     
  2. Pablo Alarcón Cháires

    26 agosto, 2011 at 7:13 PM

    Mis estimados ambientólogos, como siempre lo he dicho: relájense, súbanse a la ola, y dejen que el universo se acomode solito…

     
    • Ambientólogos

      29 agosto, 2011 at 3:48 PM

      De la ola no podemos bajarnos, más bien la invitación es para aprender a no caerse. Atte. Chava

       
  3. Piku

    26 agosto, 2011 at 10:14 PM

    Buena manera de comenzar compañeros 😉

     

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: