RSS

Una Lección de Sustentabilidad: a un año de Yoricostio

12 Sep


Hace poco más de una año, a tan sólo una semana de integrarnos como grupo, tuvimos el primer encuentro con una parte de la realidad ambiental que nuestro país vive -o mejor dicho: a la cual sobrevive- día a día. Visitamos a Don Chilo y su Asociación (Asociación de Recolectores de Hongos “La Villita”) en Yoricostio, municipio de Tacámbaro, Michoacán.

“De su voz escuchamos tragedias,

adversidades y logros. Una historia que

retrata una constante de nuestro país. Esa

constante de autoridades sordas, ignorancia

colectiva y tierras abandonadas. Pero

también nos cuenta que la perseverancia es

la clave para el cambio.”

La Asociación de Recolectores de Hongos “La Villita”, nace para aprovechar los recursos brindados por la frescura del bosque, así como para recuperar y mantener este bello paisaje. Don Chilo platicaba que debido a la deforestación se habían perdido los ojos de agua y esto, derivó en la conjunción de un grupo de familiares al comienzo, para darse a la tarea de recolectar semillas de pino y poner en ella dedicación, trabajo y pasión hasta que fueran fuertes árboles, que con el tiempo alcanzan alturas imponentes.

La obra que aquí presentamos es un pequeño estudio de caso en Yoricostio, municipio de Tacámbaro, Michoacán, una muestra de innovadoras experiencias locales (campesinas e indígenas) relacionadas con el manejo de recursos naturales, las cuales, hoy en día, dan lecciones de sustentabilidad a la avasalladora sociedad moderna. Como dice nuestro querido profesor Pablo Alarcón y al que le debemos esta maravillosa experiencia: “es sólo una flor del ramillete de corolas policromáticas que en diferentes partes del país están reverdeciendo”

Queremos compartir con ustedes estos argumentos venidos a poesía y acompañados con imágenes con la finalidad de difundir este producto y esperando que con cada frase, con cada imagen sientan un poco de ese escalofrío que recorre nuestros cuerpos cuando nosotros leemos, recordamos y revivimos aquel pequeño viaje y que (como ya hemos mencionado en la creación de este blog) nos reusamos a que se vuelva efímero y se olvide con el tiempo.

Por último te invitamos a visitar Yoricostio porque…

“Para vivir el bosque no basta con narrarlo,

con leerlo, con verlo. Para vivir el bosque

hace falta presenciarlo, tocarlo, olerlo,

sentirse parte de él…”

Bon appétit!

Dale clic para ver el documento:

 Yoricostio, Michoacán

 Una historia de manejo de hongos silvestres

Prometimos regresar a Yoricostio, y próximamente volveremos, ahora no sólo para aprender y gozar de un rato sublime en este bosque michoacano, sino que difundiremos esta obra (un poco modificada), para que de una manera artística se sigan promoviendo formas de manejo sustentable como las que realiza esta Asociación. Ya les platicaremos como resulto todo.

Generación 2010

Licenciatura en Ciencias Ambientales

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: