RSS

Soci@ del banco de tiempo…

28 Nov

«Lo que el pueblo necesita para gozar de libertades es su emancipación económica, base inconmovible de la verdadera libertad”

-Ricardo Flores Magón.

                Sin filas interminables, sin elevados intereses, sin cámaras de seguridad, sin pagos anuales por el uso de una tarjeta de créditos, sin créditos, sin firmas, que aquí mi palabra es lo que debería valer.

Decir que nunca sería parte de una institución bancaria es romper dos reglas de vida, primero el decir nunca, y después dejar tan abierto el término institución bancaria. En el banco del tiempo no vendo mi tiempo, no me venden el suyo (porque históricamente el tiempo ha sido percibido de diversas formas, sólo que para fines “prácticos” lo estandarizamos como otras tantas cosas). Entonces regresamos a un sistema antiquísimo de intercambio de servicios, de habilidades, de conocimientos, dejando de lado cualquier intercambio monetario; es el banco de tiempo.

Platón decía que el “tiempo es la imagen móvil de lo eterno”; la esencia del ser es lo eterno, mientras que la apariencia es lo temporal. Fortalecer e incluso crear lazos sociales, relaciones de confianza y respeto, justas y equitativas. Que sí, nosotros somos temporales, y  también es cierto que la estructura social no es permanente, que está marcada por pautas que designe la misma sociedad, por el contexto actual, y debería ser por las necesidades de la gente, de nosotros, no enfocada a velar por intereses personalistas. Es por ello que una realidad social aquejante puede ser cambiada, podemos moldearla, podemos mejorarla.

Porque nos hicieron creer que los intercambios estaban sobrevalorados, cuando lo único sobrevalorado es aquello que se compra con dinero, porque es efímero, pasajero. Porque las tasas de desempleo son desconcertantes, cuando el 26.5% de los desocupados no completó los estudios de secundaria, en tanto que los de mayor nivel de instrucción representaron al 73.5% en desempleo, cuando hay más de 5,739,000 personas con algún tipo de discapacidad, de los cuales más del 90% no logra encontrar trabajo y el resto obtiene empleo en su mayoría, con baja remuneración, cuando las cifras oficiales no toman en cuenta las tasas de migración ni el número de campesinos que han visto desalojados o despojados de su única fuente de ingresos.

Pero que pasa entonces con el panorama completo, no es suficiente con hacer el cambio de paradigma en un solo aspecto, un eslabón en la cadena de redes sociales es el comienzo, pero ¿será posible? ¿Estamos dispuestos? En esta comunidad globalizada que olvida el significado de comunidad y vive lo globalizado, cuando parece que lo que menos tenemos es esta “magnitud física con la que medimos la duración o separación de acontecimientos sujetos a cambio”, cuando parece que lo menos tenemos es tiempo, o, ¿será sólo lo que queremos creer?

Gabriela Arroyo Robles

 Licenciatura en Ciencias Ambientales

 
1 comentario

Publicado por en 28 noviembre, 2011 en Ambientologosfera, Economía, Sociedad

 

Una respuesta a “Soci@ del banco de tiempo…

  1. Ambientólogos

    15 diciembre, 2011 at 4:03 AM

    Esta bonita reflexión me hizo recordar pensamientos que surgieron en mi cabeza después de ver una película de la que no esperaba mucho, pero al final, como en todo, algo se provecho puede sacarse si uno se lo propone…

    leyendo la relfexión de Gaby como antecedente, es una buena opción ver «In Time»…

     

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: