RSS

De realidades fragmentadas y mapas “inútiles”

17 Mar

Es increíble como ha influido la visión occidental hoy en día. Incluso en la cuestión geográfica
puede verse reflejado. Hasta hace un par de años, América del Norte y Europa dominaban en los
mapamundis, sin embargo, ahora podemos ver que quienes ocupan más espacio son América del
Sur y África.

Uno de los mapas que se supone mejor se asemeja a la realidad, es el Dymaxion. Este es una
proyección creada para representar al mundo entero y según su creador, Buckminster Fuller, tiene
la ventaja de no distorsionar el tamaño relativo de las regiones y de las formas. Además, no tiene
ni arriba, ni abajo. Sólo dentro y fuera del centro gravitacional del planeta. Tierra y Mar. Por lo
tanto, no hay una orientación correcta.

 

Image

Sin embargo, alguna vez un querido profesor, dijo que este mapa no servía para nada. Creo que
la razón por la que no le ve mucha utilidad es porque realmente no te ayuda a ubicarte o conocer
espacios pequeños, dado que la proyección está diseñada para contemplar la totalidad de la
Tierra. Así que en términos prácticos, para cualquiera que quiera estudiar una región geográfica
específica, en realidad no será de mucha ayuda, pues aspectos como las distancias se verán
bastante deformados.

Entonces, si el mapa Dymaxion, que es el que más se asemeja a como son en verdad las cosas,
no nos es útil en nuestra vida cotidiana, quizás el conocer la realidad tampoco sirva de mucho.
Históricamente, el conocer y explicar el mundo, sin ningún tipo de sesgo ha sido una gran
preocupación del ser humano. Es el porqué de las explicaciones extravagantes de los griegos
y la creación del método científico. Sin embargo, en pleno siglo XXI, sería bueno pensar si esta
preocupación es auténtica a nuestro tiempo y si nos será útil para enfrentar la crisis social y
ambiental a la que nos enfrentamos.

En realidad creo que sí sirve, si se hace bien, claro. En la búsqueda por este conocimiento real,
se han generado descubrimientos increíbles, pero por lo general suelen ser parciales; no se han
integrado todos los saberes y por lo tanto, no hemos podido entender la realidad y complejitud del mundo actual.

Quizás lo que ahora nos hace falta es construir un mapa Dymaxion, algo que nos brinde un panorama más amplio de lo que podrían parece eventos aislados, pero que están relacionados, sin ser unos más o menos importantes que otros. Es, entonces, momento de buscar comprender el todo más allá de las partes y dejar de moldear la realidad en beneficio propio, viéndola más bien como una situación común a los siete mil millones de terrestres, que compartimos un mismo hogar y nos necesitamos los unos a los otros.

Danielle Barriga

Lic. en Ciencias Ambientales

 

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: